Story

En busca de una fábrica de cueros fantasma

Atraco, todo empieza con un atraco express. No de esos que aparecen en formato de media en la cabeza y cuchillo automático en mano sino de la compañía de cafeteras con ruedas (furgonetas de paleta de principios de los 90, siendo generosos) que transportan a sus pasajeros acalorados y enlatados. Ventajas: precio asequible para cualquier bolsillo. Desventajas: capacidad de 19 pasajeros, decibelios musicales a elección de Mr. Chofer, y olores apretujados e intensos. Imprescindible una bocina para espantar a los peatones multitudianarios (a veces inespantables despedidos de la carretera de un golpe) y un conductor capaz de sortear fosas en la carretera e incapaz de evitar algunas. Con el folclore llegamos a Giseny. Provincia situada al nord-oeste del país con preciosas vistas al lago Kivu. Cojemos dos moto-taxis (legales en esta zona, fiuuu) despegamos en busca de una fábrica de cuero de coordenadas desconocidas. Paisaje espectacular, rural por todaas sus esquinas. Una carretera de tierra inclinada, bocinas de nuevo, peligrosos cruces de via y llegamos a un pequeño pueblo. “Cotagirwa: usine de cuir.” Nos adentramos en la fabrica, nuestros pasos hacen eco. No hay ni un alma tan solo un punyado de abejas y moscas, muchas moscas alrededor de trozos de cuero viejo y seco sobre maquinas polvorientas y anticuadas. - Allo?? Allo?? Ni un alma. Por nuestra cabeza pasa la idea de una siniestra fabrica abandonada ya hace unos anyos. Negativo. La fabrica no esta abandonada solo practicamente inactiva. Aparece de la nada un individuo con poco frances a sus espaldas y muy descolocado de ver dos ‘wasungus’ aterrizar en el culo del mundo. Forman filas. Encontramos a cuatro hombrecitos trabajando desenfadados tres pedazos de monederos y unas campanas para vacas y/o bailes tradicionales. La actividad de la fabrica es tan baja que mas de la mitad de la infrastructura esta abandonada e invadida por enormes nidos de abejas. No hay demanda, el eterno problema de Ruanda. Entendemos rapidamente que no podremos contar con ellos. Queridas madrinas. Os regalo una foto de Goma para que veiais como esta creciendo. Os informo de que ya es una perrita legal. Solo hizo falta una fugaz visita del Dr. Alphons (con muchas manos extras para ayudar ejem ejem jajaj). Ya lleva su chip, un cockatil molotov incluyendo la vacuna de la rabia y tiene pasaporte propio. Si, chillo muchisimo pero conseguimos que no se escondiera en el armario de la habitacion.