Story

antoine

Hace tres años, Antoinette nos presentaba en su taller a un costurero silencioso, delicado y muy tímido con el que apenas nos podíamos comunicar en francés: antoine. Hoy Antoine es el jefe del taller central millecollines en Kigali, el pilar de producción y un padre para el proyecto. En la primera colección quedó claro que conocía bien el patronaje y que era el mejor en confección. Meticuloso hasta el agotamiento y muy perfeccionista. Cuando le enseñábamos los nuevos modelos de pantalones susurraba muy bajito: "Nooo, no es posible, la bragueta de mujer debe ir al revés". Y tenía razón en término teóricos aunque a la práctica este fue el comienzo de las contradicciones que les presentaríamos. Con el tiempo, es increíble darse cuenta de cómo nos hemos adaptado todos. Cómo hemos conocido en profundidad la manera de trabajar de Antoine y cómo él ha sabido comprender la nuestra. Hoy, entiende cualquier modelo por muy extravagante que sea y en cada nueva prenda ve un reto. Le apasiona su trabajo y de vez en cuando, nos propone aportaciones distintas, costuras nuevas y detalles de prenda que nunca habríamos imaginado. Se está despertando en él un lado creativo y de eso se trata, de formar un equipo que con el tiempo entienda los valores, las formas y los detalles de la marca. Por encima de todo esto, antoine se ha ganado nuestra confianza y eso en un proyecto de estas características es básico y no tiene precio.